top of page
  • Foto del escritorVivir con Cancer

Cáncer de pulmón: una enfermedad que no es exclusiva de los fumadores.



A pesar de que el cigarrillo es uno de los factores de riesgo más importantes del cáncer de pulmón, hay entre un 10 y un 20% de pacientes que no son fumadores.

 

En la siguiente entrevista el médico oncólogo Diego Kaen (MP 1898), especialista en cáncer de pulmón y Presidente de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC), explica las características de esta enfermedad en pacientes fumadores y entre quienes no lo son.


¿Cuáles son los factores de riesgo que pueden afectar a los no fumadores?

Lo primero que hay que aclarar es que se considera no fumadores a quienes han fumado menos de 100 cigarrillos en toda su vida y esto representa entre el 10 y 20% de todos los casos de cáncer de pulmón.


También hay que tener en cuenta que, cuando una persona no fuma, igual puede estar expuesta al humo del cigarrillo. Estos casos se los denomina "fumadores pasivos" y son quienes reciben "humo de segunda mano".


Otra de las causas es la contaminación del aire, también el asbesto (un grupo de minerales que se usaba en otros tiempos para la construcción que se prohibió en la mayoría de países del mundo desde hace más de 20 años), y la genética, sobre todo quienes tienen antecedentes familiares.

Ya sean personas que han o no fumado, los síntomas son los mismos: tos, dolor de pecho, dificultades para respirar y cansancio.


¿Por qué es importante detectar este cáncer de manera temprana?

El diagnóstico temprano es el principal condicionante para el éxito en el tratamiento del cáncer de pulmón, por eso es fundamental realizar los chequeos correspondientes. Aunque el riesgo es mayor en fumadores y/o ex fumadores, es fundamental que todas las personas se realicen los chequeos correspondientes todos los años, ya que los síntomas suelen ser tardíos o inespecíficos.


En la mayoría de los pacientes, el diagnóstico se plantea ante datos clínicos y cuando en un estudio radiológico se detecta alguna anormalidad pulmonar. Se suelen realizar exámenes complementarios a los pacientes con cáncer de pulmón para determinar su estado general, incluyendo la historia clínica y exploración física completas. Es importante tener en cuenta que los screening, que son tomografías computarizadas con dosis bajas, solo se realizan a pacientes fumadores o que tienen EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica) porque son quienes más riesgo tienen de padecer la enfermedad.


¿Son los vapeadores un factor de riesgo?

Aún falta tiempo para conocer el efecto de los vapeadores en la incidencia de cáncer de pulmón. Los vapeadores no son solo vapor, porque hay ciertas partículas que se introducen en el pulmón. Hay una alerta sobre los vapeadores en diferentes tipos de cáncer que van desde la boca, el cuello, el esófago y también pulmón. Pero aún falta tiempo para desarrollar las investigaciones y estudios para relacionarlos directamente.

¿Qué tipos de cáncer de pulmón hay?

Hay dos grandes tipos. Por un lado, el de células pequeñas, que solo representa al 15% de los casos y que, en estadio avanzado, son los que menos avances en los tratamientos han tenido.

El otro tipo es el de células no pequeñas, que a su vez se divide en epidermoide (o carcinoma de células escamosas) y adenocarcinoma (que es el más frecuente).Pero hoy, lo más importante para planificar el tratamiento, es estudiar el ADN del tumor con nuevas técnicas para ver si hay alteraciones genéticas. Ese estudio se realiza sobre el tejido enfermo y se llama NGS (Next Generation Sequencing).


¿Cuál es la mortalidad en cáncer de pulmón?

El cáncer de pulmón representa el 25% de las muertes por cáncer, es uno de los que mayor mortalidad produce de todos los tumores. Sin embargo, es importante aclarar que esta estadística ha bajado a lo largo de los años. 


La mortalidad se da por el estadio de la enfermedad, más allá de si la persona fue o no fumadora. Si se detecta la enfermedad en un estadio temprano, las posibilidades de sobrevida luego de los 5 años son entre un 80 y 90%. Pero en un estadio 4, las posibilidades bajan a un 20%.


Aunque la mortalidad no varía entre los fumadores y no fumadores, es más frecuente encontrar mutaciones en los genes en estos últimos por lo que tienen mejores posibilidades de curación por la posibilidad de los tratamientos que hay  disponibles.


¿Cuáles son los grandes avances de los tratamientos en este tipo de tumor? El  tratamiento para el cáncer de pulmón varía según el estadio de la enfermedad en la que se encuentre el paciente y otros factores. Las opciones pueden incluir: cirugía, radioterapia, quimioterapia, terapias dirigidas e inmunoterapia.


Los avances de los tratamientos en cáncer van por dos vías: el avance de la biología molecular y la medicina de precisión que consiste en encontrar las mutaciones genéticas que producen el tumor y ahí se puede encontrar el tratamiento específico. Pero hay un 50% restante en los cuales esa mutación no se encuentra. En esos casos el desarrollo de nuevos tratamientos representa un gran avance.


El panorama cambia cuando hay metástasis, cuando el cáncer se disemina a otras partes del cuerpo. Por eso es muy importante la detección temprana en pacientes fumadores o que tienen EPOC a partir de los screening.  Hoy hay entre un 25 y un 30% de los pacientes con metástasis que han logrado cronificar la enfermedad gracias a los avances de los tratamientos.


El caso de Luciano Crincoli, paciente de cáncer de pulmón

Luciano Crincoli tiene 52 años. Es dueño de una pyme de gastronomía que hace comidas para empresas y tiene tres hijas ya adolescentes: Catalina, Julia y Renata. 

 

"A mi esposa le detectaron cáncer de pulmón en el año 2018. Desde ese momento hasta el 2020, cuando falleció, yo estuve junto a ella. Seis meses después, empecé a toser yo y, después de hacerme varios estudios y aunque los médicos me decían que me quede tranquilo porque era "imposible" que tenga lo mismo, me detectaron la misma enfermedad. Me asusté mucho, porque pensé que tendría la misma evolución que ella. Sin embargo, lo mío tuvo una solución "quirúrgica", cuenta Luciano. "En la cirugía (lobectomía) me sacaron el lóbulo superior izquierdo del pulmón, con la complicación de que después tuve COVID. Luego continué con un tratamiento".

"Contarles a mis hijas que, después de lo que acaban de pasar, yo también tenía cáncer fue durísimo. Tanto mi mujer, Connie, como yo, habremos fumado en alguna reunión o fin de semana. Toda mi vida fui deportista, de ir al gimnasio todos los días de la semana. Además, los sábados, salía a andar en bicicleta". "El diagnóstico lo viví con mucho miedo, siempre pensando en cómo llevar adelante mi vida con mis hijas. Mi médico me sugirió hacer un estudio genético. Me salió que tenía una mutación, EGFR EXÓN 19, por lo que empecé un tratamiento específico para poder enfrentar cualquier otra consecuencia".


"Hoy, más allá de algunos altos y bajos, realmente me siento muy bien, hago mi vida casi normal y trabajo presencial dos veces por semana. Voy y vengo con mis nenas para todos lados y trato de estar con ellas todo lo que pueda. Mi vida hoy es otra, a pesar de todo esto disfruto cada día, literal, como si fuese el último".


Es importante tener en cuenta que, aunque no es lo más frecuente, el cáncer de pulmón en personas no fumadoras también existe. Por eso, ante los síntomas mencionados (tos, dolor de pecho, dificultades para respirar o cansancio) es importante consultar al médico, quien evaluará los pasos a seguir en cada caso.

1 comentário


dirtyellow
25 de abr.

Tienes un estilo de escritura cautivador y accesible. Las explicaciones son bastante claras y me gusta el tono conversacional. basket random

Curtir
bottom of page