top of page
  • Foto del escritorVivir con Cancer

Cáncer de mama: una enfermedad heterogénea



El cáncer de mama es el más frecuente en Argentina: todos los años sediagnostican más de 22.000 casos (Globocan, 2020)1. Aunque se engloba bajo unmismo nombre, el cáncer de mama es una enfermedad que tiene diferentescomportamientos en función de la célula que le da origen y la dependencia o node las hormonas. De todo esto dependerá la evolución y el tratamiento a seguir.


Se estima que en Argentina hay aproximadamente 130 mil casos nuevos de cáncertodos los años 2. Dentro de todos los tipos de tumores, el cáncer de mama es el quetiene mayor incidencia, pero gracias a la evolución de los tratamientos y a la deteccióntemprana a través de los programas de screening (mamografía y ecografía anual),cada vez es mayor la probabilidad de curación.

“La estadística aporta que una de cada 8 mujeres que viva hasta los 80 años va adesarrollar la enfermedad a lo largo de su vida”, informa la médica cirujanaespecialista en mastología de Lalcec, Luciana D´Angelo (MN 144014). “Pero no todoslos casos son iguales, ya que el cáncer de mama es una enfermedad heterogénea delos cuales el carcinoma ductal invasor -aquel que se desarrolla en los conductosmamarios- es el más frecuente”. 

Es importante aclarar que el cáncer de mama, aunque es mucho más frecuente en lasmujeres, también puede aparecer en los hombres3 . Hay ciertos factores de riesgo queaumentan la posibilidad de tener la enfermedad como por ejemplo el sobrepeso uobesidad, el cigarrillo, la falta de actividad física , el consumo de alcohol, lanuliparidad, la menopausia tardía, la menarca precoz, antecedentes personales ofamiliares de cáncer de mama.


“El diagnóstico de un cáncer de mama se realiza mediante una punción (biopsia),idealmente con aguja gruesa (histológica), tomando una pequeña muestra de la lesióny analizándola ante un hallazgo sospechoso por examen físico o estudios mamarios(principalmente mamografía y ecografía)”, añade la médica. “La clasificación del tumorserá fundamental, ya que cada subgrupo tiene diferentes comportamientos, pronósticoy tratamientos”.


Cada tumor se analizará para conocer si tiene la presencia de receptores hormonales(estrógeno y/o progesterona), y si hay sobreexpresión de una proteína llamada HER2.Esta información, junto al subtipo histológico, los hallazgos clínicos e imagenológicosson fundamentales para que el médico diseñe el tratamiento a seguir.“Lo importante es que hoy, todos los subtipos tumorales tienen tratamiento. En cadacaso, el especialista deberá tomar en cuenta muchos factores entre los que seencuentran no sólo el tipo, sino también la edad del paciente o el tamaño del tumor”,agrega D´Angelo.


La historia de Marcela

Marcela Del Corno tiene 63 años, está casada hace 38 años, tiene dos hijas y unanieta. Es maestra jardinera. “Me palpé en septiembre del 2022 un nódulo en la mamaizquierda y, como había tenido cáncer in situ en la otra mama hacía siete años, fuiinmediatamente a ver a mi médica que me dio la orden para hacer la biopsia. Elresultado fue carcinoma ductal infiltrante Luminal A”, cuenta Marcela.

“Mi médica me explicó muy bien y detallado el tipo de cáncer que tenía y respondióbien mis dudas. Aunque igual googleé(*) el nombre de la enfermedad, me quedé conlo que la especialista me había contado. Tener un médico que te dé confianza esfundamental en esos momentos de incertidumbre”.

Al referirse a cómo fue recibir la noticia de su diagnóstico, Marcela comparte: “Lanoticia me sacudió bastante y obviamente lloré mucho, fue difícil el proceso detransmitirlo a la familia. Pero al mismo tiempo, me enteré de que sería abuela porprimera vez, así que convivieron en mí todo tipo de sentimientos”.

El tratamiento de Marcela incluyó cirugía, sesiones de radioterapia y medicación. Y,aunque no recibió ayuda psicológica, sí tuvo la contención de su médica y se aferró asu fe para apoyarse en momentos de dudas y temor, además de contar con el apoyode su familia.

“Siento que ahora puedo ver las cosas de otra manera y empatizar mejor con aquellosque pasan por la misma u otra situación, comprenderlos y apoyarlos mejor”, concluye.

Octubre, el mes del cáncer de mama

“Ya hace tiempo hablar de cáncer de mama en octubre parece que es un terrenoganado. Pero eso nos lleva a preguntarnos ¿es suficiente hablar solo en octubre? Esmás, ¿qué información se está llevando al frente cuando hablamos de cáncer demama? ¿Qué hemos aprendido? ¿Qué nos falta aprender?”, se pregunta Ana InésÁlvarez, Directora Ejecutiva Fundación Avon.

“La encuesta regional de opinión pública sobre cáncer de mama que hicimos desdeFundación Avon en 2021 nos arrojó algo de luz sobre esto: de las personasencuestadas solo el 1% sabía que el cáncer de mama es asintomático en sus estadiosiniciales y más del 51% consideraba erróneamente que el principal estudio paradetectar tempranamente el cáncer de mama es el autoexamen. Este dato nos interpelafuertemente, porque pone de manifiesto que nuestros esfuerzos de concientizaciónnecesitan urgentemente direccionar el foco a la importancia de la consulta médicaanual y a los estudios de rutina indicados y, fundamentalmente, a la importancia de lamamografía a partir de los 40 años. Es responsabilidad de las organizaciones quetrabajamos la temática el brindar Información de calidad y exigir el acceso efectivo alos estudios que permiten esa detección temprana”, agrega la ejecutiva.


Realizarse los chequeos anuales correspondientes es fundamental para poderdiagnosticar el cáncer de mama antes de la aparición de los síntomas. Loschequeos no evitan la aparición del cáncer, pero mejoran las perspectivas deltratamiento; por eso es tan importante realizarlos.


(*) Esta práctica no es recomendada dado que la información en internet no siempre es precisa ni las fuentes son confiables si no se busca adecuadamente. Se sugiere siempre consultar a un médico especialista para que responda en forma clara y precisa las dudas.

Comments


bottom of page