top of page
  • Foto del escritorVivir con Cancer

Cáncer renal: ¿Cómo identificar las señales para no confundir los síntomas con otra enfermedad?



El cáncer de riñón representa el quinto lugar en incidencia en Argentina con más de 5 mil casos y más de 2 mil muertes cada año (Globocan 2020)[1]. Muchas veces, los síntomas se suelen confundir con otras enfermedades y, lamentablemente, los pacientes llegan tarde al diagnóstico.


A diferencia de otros tipos de cáncer, los síntomas de cáncer renal suelen confundirse con otras enfermedades. “En general, los pacientes llegan al diagnóstico cuando se realizan ecografías por otro tipo de causas”, explica Rubén Kowalyszyn (MP 2785),  médico oncólogo e integrante de la Asociación Argentina de Oncología Clínica (AAOC).


“El cáncer renal es más frecuente en los hombres que entre las mujeres y su incidencia máxima se encuentra entre los 60 y 70 años, aunque, también, existen casos de personas mucho más jóvenes. Los síntomas son hematuria (que es la pérdida de la sangre por la orina), dolor o tumores palpables en los flancos (que son los costados de la parte baja de la espalda, arriba de la cintura) y la pérdida de peso. Por eso, estos síntomas suelen generar confusión entre los pacientes y eso genera que tarden en llegar a los especialistas. Por eso es frecuente encontrar este tipo de cáncer en estadios avanzados. Según las características de la enfermedad, el tratamiento se definirá por los protocolos existentes y pueden incluir la cirugía”, agrega el especialista.

 

Cáncer renal, en primera persona: La historia de Emilia Triador  

“En agosto del año 2021, comencé a tomar clases de tenis pero, en la tercera clase, me empezó a doler la espalda en la parte baja”, explica Emilia Triador, abogada y licenciada en relaciones públicas de 33 años. “Tuve la suerte que me crucé con una persona que me aconsejó ir a la guardia de un hospital. Pensé que sería algo muscular o quizás podría ser infección urinaria y, ante la duda, no quise automedicarme. En la guardia me hicieron un análisis de sangre y un urocultivo pero todo dio valores normales. 


Sin embargo, el médico me indicó una resonancia magnética en las partes blandas y en la imagen se vio un cuerpo extraño en el riñón izquierdo, por lo que me recomendaron hacer una nueva consulta porque algo no andaba bien. Al día siguiente, fui al médico y, al ver el resultado, me diagnosticó cáncer de riñón en etapa IV con metástasis en la columna. Tuve la oportunidad de operarme a la semana siguiente. Me hicieron una cirugía que se llama nefrectomía total del riñón izquierdo. La operación fue muy compleja, duró más de 5 horas y fue exitosa.  Una vez recuperada comencé el tratamiento, con el que continúo hasta el día de hoy. 


Mi tratamiento tuvo éxito y, si todo continúa en las mismas condiciones, en diciembre terminaría”, afirma Emilia. 


Algunos de los consejos para prevenir este tipo de cáncer (y también muchos otros) son: no fumar, y, en caso de tener la presión alta, hacer las consultas y tratamientos correspondientes. Además de mantener un peso corporal saludable e incluir en la dieta frutas y verduras y bajo contenido graso.[2]

 

コメント


bottom of page